Imprimir

pendientes

pendientes

pendientes

 

 

El Cabo de Hornos, situado en el extremo sur del continente americano y el Cabo de Buena Esperanza, al sur de África, eran dos de los lugares del planeta que más dificultades suponía atravesarlos. En el siglo XVI se puso de moda entre los navegantes y piratas el colocarse un aro de oro en el lóbulo de la oreja cada vez que pasaban por uno de estos dos cabos. Algunos cronistas indican, que fue el pirata Francis Drake, en 1578, el primero en colocarse un aro de oro en su oreja tras cruzar el Cabo de Hornos. Después de él, muchos fueron los piratas y navegantes que siguieron esa moda de distinguirse con un pendiente como forma de demostrar que habían cruzado con éxito cualquiera de estos dos cabos. (Fuente: 20 minutos)